Roberta

Roberta fue recogida en 2019 procedente de la colonia de Pizarro, colonia que se está retirando a causa de las obras.

Como en muchos otros casos, el miedo y cambio de entorno la mostraba como a una gata bastante brava, pero en pocos meses dejó salir a la gatiña dulce y mimosa que tenía dentro.

Es una gatiña bastante solitaria, no le gusta demasiado la compañía felina, sin embargo, con las personas es muy buena. Es tímida, no es de la que acercan a ti pero cuando eres tú quien se acerca a ella para darle unas caricias, empieza ronronear sin parar.