Nename

Aquí veis a la preciosísima y amorosísima Nenamé echando una siestecilla al sol.

Nenamé apareció en un Froiz de la calle Florida, de donde tuvimos que sacarla, lo que no sabíamos es que nuestra nena nos traería una panleucopenia, la cual es una enfermedad muy contagiosa y mortal para los gatos, por lo que es de vital importancia que todo recién llegado de la calle tenga al menos 20 días / un mes de cuarentena, para asegurarnos de que no trae ningún amigo indeseable como este.

Esta preciosa fue una gran luchadora, de las peores pacientes de panleucopenia que haya sobrevivido que recordamos. Pasados los 5 días que se estima que dura el virus en el cuerpo, y que se supone que asegura su supervivencia, a Nenamé le costó semanas en recuperarse. Diarrea, vómitos, babeo intenso, incapacidad para comer… ella lo siguió padeciendo y le costó mucho recuperarse. Y aun sana, a su pelo le costó volver a ser blanco (y aun hoy tiene zonas más amarillas). Fue tremendamente duro sacarla adelante, pero se consiguió y nuestro premio es verla feliz, tan cariñosa como es ella, disfrutando de estar viva.

Es una gata muy sociable y cariñosa, amante de los colos y experta ladronzuela de todo tipo de comida 🙂