Archivo de la categoría: gatos

gatos

Salem

Salem es un gato viejiño, que apareció en la zona de Salesianos a principios de 2020, no sabemos cómo llegó allí, ya que en esa zona ya no quedaban gatos, en ese lugar se recogieron a los últimos tres gatiños que rescatamos de una casa que se iba a derribar.

Es un gato que va a su aire siempre, no es sociable ni con gatos ni con humanos y que aunque tiene cara de no haber roto nunca un plato, lo cierto es que si quieres acercarte a él, que sea solo si llevas una latita rica 🙂 Es un viejo gruñón pero que merece un hogar tanto como los demás y, quién sabe si incluso bajaría los humos en uno 🙂

Fernando

Fernando llegó a finales de 2018 con Grumpy (en acogida), Soler y Cristina de un rescate en el callejón de Soler. Nos dieron aviso de que estaban en una casa abandonada y en muy malas condiciones.

Es un gato ya mayor, muy bueniño, paciente y tranquilo al que le encantan los mimos. Sabemos que para él no supondría ningún problema adaptarse al cambio que sería vivir rodeado de una familia que lo quiera, dormir calentito en su camita y demás comodidades de vivir en un hogar 🙂

Van Gogh

Van Gogh fue recogido en 2019 junto a Lena, su compañera de una colonia en Vulcano, Teis. Ambos necesitaban operarse las orejas por carcinoma.

Este precioso es muy tranquilo y bueno, pero tímido y miedoso incluso con sus compañeros felinos. Van Gogh necesitaría una familia que, siempre con una buena dosis de cariño y amor, esté dispuesta a seguir las pautas necesarias para que nuestro pequeño vaya perdiendo ese miedo.

Frodo

Frodo llegó a finales de 2018 junto a su madre Rola y su hermana Ría. Nos dieron aviso de un taller por la zona de Bouzas de que se les metían en la nave y directamente no los querían allí.

Frodo sea posiblemente el menos miedoso de los tres. Es el único que se deja ver sin problema estando los voluntarios allí y, aunque es cierto que no se deja tocar fácil y en ocasiones tiene un punto de fierecilla, creemos que es cuestión de tiempo que mejore esa sociabilidad.

Colchonero

Colchonero lleva con nosotros desde 2011.  Lo encontramos en una montaña de basura, en el centro de Vigo, lo recogimos por no dejar su cuerpecito ahí, no contábamos con que estuviera vivo, y de repente empezó a convulsionar en el transportín, se llevó corriendo al veterinario y así está de guapo ahora :-).

Es extremadamente nervioso, asustadizo; no tiene carga agresiva, pero sí un pánico tremendo. Está más tranquilo que cuando llegó, pero aún necesita tiempo para perder ese pavor. Solo necesita contacto, una casa de acogida en la que siguiendo unas pautas determinadas, se va a convertir en un gato encantador.

Colchonero apadrinado por Serafín Alonso y Lucía Franco 🙂

Arturo

Este simpático gatote es uno de los 30 gatos que fueron desalojados de una casa en 2010, en donde los había abandonado una persona con el Síndrome de Noé.

Es un gato algo tímido pero mimoso, que se lleva de maravilla con otros gatos.

Le encanta tomar el sol y es especialista en hacer croquetas.

Apadrinado por Iván Soto 🙂

Zipi

Zipi lleva con nosotros desde 2009, muchos años ya…Él y su hermano Zape (ya fallecido) fueron los únicos supervivientes de una camada, sus hermanitos no tuvieron la misma suerte. Llegaron todos muy enfermitos.

Zipi es super listo y avispado, divertido, juguetón, de los que están pendiente de uno y no te quitan ojo y encima es muy cariñoso y mimosón. Un gato increíble que sigue esperando a esa familia a la que seguro, haría muy feliz.

Miguelín

Miguelín procede de un desahucio en Pontevedra, donde los animales fueron acogidos por varias asociaciones. Lleva ya muchos años con nosotros, desde 2011 nada menos.

Es un mimosón, muy cariñoso y bueno y, que además, se lleva de maravilla con sus compañeros.

Amadrinado por Sara Álvarez 🙂

Lunar

Lunar es otro de nuestros gatos procedentes del Puerto, a los que tuvimos que recoger porque la nave en la que vivían fue abierta al público.

Todos ellos son esquivos y Lunar no es la excepción, sin embargo apunta maneras a convertirse en un gato sociable e incluso mimoso en otro entorno, en una casa con todo lo que ello implica (el calor de un hogar, trato más personalizado, cariño…)

Mofly

Mofly es uno de los supervivientes del Tercio de Afora. 4 gatos muertos más la venta del solar donde vivían, hizo que sus cuidadoras buscaran ayuda.
Es un gato muy huidizo, asustadizo, miedoso. Sigue sin dejarse coger pero empieza a perder el miedo, coge las chuches de la mano.Es un gatiño mayor, que tiene algo especial en su mirada.

Furón

Furón llegó con su hermano Furito (fallecido) en 2013. Es un gato con mucho miedo que respondía de forma muy nerviosa y agresiva. Ahora se deja tocar algo, vamos avanzando poquito a poco.

Con paciencia y tiempo creemos que se convertirá en un gato sociable.
 

El Cajero

Cajero fue recogido a finales de diciembre de 2014 en el Alcampo de la Avenida de Madrid. Pensamos que sería un extravío por lo bueno que era, pero nadie lo reclamó.

Es un verdadero amor y busca casa de forma desesperada.

Apadrinado por Iker y Gorka 🙂

Amadrinado por Miriam Docampo 🙂

Amadrinado por Raquel González 🙂

Más fotos, pincha en este enlace

 

El Cusponcito

El Cusponcito es uno de nuestros veteranos. Forma parte de la gran herencia de gatos que nos dejó el lacero municipal, gatos de los que no sabemos nada sobre su origen.

Es, como tantos otros, desconfiado y huidizo, de los que en el refugio no nos deja ver lo cariñoso que puede llegar a ser pero que, posiblemente, en una casa sacaría su lado más mimoso. 
 
 

Sebas

Sebas llegó a finales de 2019 de la calle San Sebastián. Nos dieron aviso de que llevaba varios días maullando solo por ahí.

Le ha costado bastante adaptarse a estar en el refugio, le estresaba estar con tantos gatos, pero parece que se está acostumbrando. Con las personas es sociable y no le hace nunca ascos a las caricias.

Tomás

Tomás viene de la zona de Bouzas. La persona que nos lo trajo nos decía que la seguía cada vez que iba a darle de comer. Nunca se resguardaba, siempre mojado o debajo de los coches.

Es un grandullón muy cariñoso, amoroso y bueno. Muy tranquilote y deseoso de conocer por fin el calor de un hogar.

Alberto

Alberto fue recogido en la calle Brea Molinera en Octubre de 2009. Lleva ya muchos años con nosotros….demasiados 🙁

Es un gato muy mimoso y confiado, además de toda una belleza. Lo único que quiere son mimos y atenciones.

Apadrinado por Alberto Carou 🙂

Casero

Casero es un gato abandonado por sus dueños y que acabó en el refugio. A causa del fuerte estrés provocado al verse fuera de su hogar y en un ambiente tan diferente, con tantos otros gatos, sin poder prestarle la atención personalizadísima que tendría en una casa de acogida, sufrió un bajón de defensas importante en los primeros días, estuvo con suero y por suerte, se recuperó.

Al contrario de lo que suelen hacer otros gatos que vienen de casas, Casero no respondió agresivamente. Es super cariñoso, juguetón, amoroso, que se merece salir del refugio y volver a estar en un hogar donde lo quieran de verdad.

Nietzsche

Nietzsche, al igual que su madre Mami Jaune, viene de la colonia de Pizarro, colonia que se está retirando a causa de las obras.

Es un poco desconfiado al principio pero poco a poco, y jugando con él, te vas ganando su confianza. Luego es un mimosón, al que le gusta mucho jugar y no meterse en líos con sus compañeros felinos. Es muy tímido a la hora de darles la latita, no pisotea a ninguno por comer….el pobre espera pacientemente su turno.

Piotrek

Piotrek es uno de los 27 gatos desalojados en 2017 de una casa de Cabral, un dramático caso de Síndrome de Noé en el que vivían en muy malas condiciones.

Este precioso es cariñoso, juguetón y pacífico, de los que no quieren problemas con nadie. Un amor de gatiño que espera, junto a sus compañeros en el refugio, su oportunidad de descubrir lo bonito de tener una familia y disfrutar del calor de un hogar.

Soler

Soler lleva con nosotros desde finales de 2018, al igual que sus compañeros Grumpy, Cristina y Fernando, y vienen del rescate del callejón de Soler.

A Soler le ha costado bastante adaptarse al refugio. Con las personas siempre ha sido muy bueno y cariñoso, pero estar con tantos gatos le hacía estar en un estado permanente de irritabilidad. Ahora lo lleva mejor, pero necesitaría encontrar un hogar con uno o dos felinos donde poder vivir con tranquilidad.

Mus

Mus fue recogido el verano de 2017 en Beade. Llevaba tres días delante de la puerta de un bar, donde no era bien recibido, además presentaba un evidente mal estado, tenía una buena herida, probablemente a causa de alguna pelea, llena de pus.

Es un grandullón muy tranquilote y bueno y que sufre un problema de artrosis, por lo que agradecería enormemente poder disfrutar del calor de un hogar.

Johnny

Johnny y su hermando Freddy (ya fallecido), llegaron en 2018 procedentes de la colonia Pino. Estaban en las peores condiciones: esqueléticos, con diarrea, las bocas con infección,  gatos mayores y con inmunodeficiencia.

Johnny era un gato muy bravo, muy difícil de tratar, arisco, que no quería ningún trato con los humanos. Tras operarlo, comenzó a cambiar poco a poco y se ha convertido en un acosador que casi no deja trabajar a los voluntarios.

Apadrinado por Lara Pais 🙂

Baffy

Baffy llegó a nosotros el verano de 2019. Nos dieron aviso desde el parque forestal de Bembrive donde le daban de comer.
Respiraba muy mal por un colapso pulmonar, pero al tratarlo con antibióticos, desparasitarlo de posibles parásitos pulmonares y suero, recuperó bastante.

Ha sido muy cariñoso desde el principio. Es un buenazo que lo está pasando realmente mal en el refugio. Le está costando adaptarse a estar con tantos gatos, tiene mucho miedo a algunos y le cuesta salir de su jaulita. Con una familia seguro se sentiría más seguro.

Apadrinado por Noelia Piñeiro 🙂

Tinin

Tinin y su hermana Colombina (ya adoptada) estaban en un bajo abandonado de un edificio de la calle Colon y salían a comer a la calle a través de un agujero en las maderas que lo tapiaban.

Tinín, al igual que su hermana, era un gatiño complicado, que no se acostumbraba al trato con humanos, pero de un tiempo a esta parte, está más relajado ante nuestra presencia e incluso ya empieza a dejarse tocar :-).

Lino

Lino llevaba seis días maullando en la ventana de una casa abandonada y semiderruida por dentro del centro de Vigo. Pudimos acceder a la ventana del primer piso subiendo con una escalera y a través de ahí accedimos a la buhardilla que es donde se encontraba el gatiño. Pudimos colocar una jaula trampa, todo con sumo cuidado, ya que una vez dentro, hubo que bajarlo por el hueco de la buhardilla, y luego por la ventana, siempre intentando que el animal se fuera acoplando y no sufriera daño alguno.

Su madre Lina y su hermana Kalajari fueron rescatadas poco después.

Es un gato muy huididizo, no acaba de fiarse de las personas pero sí le gusta observarlas. Necesita una familia que esté dispuesta a darle el tiempo que necesite para aprender a confiar.

Gus

Gus y su hermano Chulito forman parte del grupo de gatos que hemos ido sacando del Puerto, de la zona que se ha abierto al público y que les ha dejado sin cobijo posible.

En el refugio es un gato esquivo, pero creemos que en un hogar, con paciencia y cariño, esa desconfianza iría desapareciendo.

Dumbo

Dumbo es uno de los gatiños recogidos en 2019 de la colonia del Xeral, que se está intentando retirar por el mal sitio en que se encuentran.

Es un gato joven y muy simpático. Bastante huidizo con las personas salvo que sospeche que tengas comida rica, en cuyo caso no duda en rondarte el tiempo que sea necesario. Se adaptó rápido al refugio y se lleva bien con sus compañeros.

Apadrinado por Jazmina Alonso 🙂

Dado

Dado llegó procedente de la colonia del Puerto, donde a causa de las obras, se habían quedado sin cobijo alguno.

En el refugio es un gato huidizo con las personas, sin embargo, Dado tiene ese «punto» que nos deja entrever que en una casa, con el calor de un hogar, dejaría atrás ese distanciamiento y se volvería mucho más sociable.

Gregor

Gregor apareció en un fallado en la calle Escultor Gregorio Martínez en 2017. Se pusieron carteles en la zona pero nadie lo reclamó. Varios vecinos intentaron cogerlo pero finalmente colocamos una jaula trampa para sacarlo de allí, venía muy atascadiño pero ya está totalmente recuperado.

Es un gato muy bueniño, tímido que no se acerca ni pide mimos pero sí los acepta de buen grado, se deja coger y mimar, un peluchón.

Yaul

Yaul fue recogido junto a su hermano Romie, en la calla Romil en Diciembre de 2018. Se había quedado encerrado en un almacén y no nos puso nada fácil su rescate, así que hubo que poner jaula trampa para cogerlo.

Con el tiempo, ha ido aprendiendo a confiar y ya es mucho más sociable de lo que era cuando llegó….y seguimos avanzando!