Archivo de la etiqueta: No apadrinad@

Redondita

Nuestra preciosa Redondita es, junto a Ocelota, una de las supervivientes de la saga roupeiriana.

Lleva ya muchos años con nosotros pero a pesar de ello, es ahora cuando empieza a bajar la guardia. Es tal el estrés en el que vivían en la calle, siempre alerta ante un posible ataque, que solo ahora que ya es viejita y se siente a gusto en el nuevo refugio, es cuando empieza a acercarse y olerte la mano (algo impensable hasta hace muy poco).

Nos haría muy felices que llegue el día en que consigamos romper esa barrera que las circunstancias le obligaron a construir y podamos darle todas las caricias que tenemos acumuladas desde que llegaron a nosotros.

Beta

Beta es un gato jovencito recogido a finales de junio de 2020 de la colonia que estamos retirando en el entorno del antiguo Hospital Xeral.

De primeras es un gato huidizo, bueniño, pero que al acercarte a él su primera reacción es escapar. Eso sí, le gusta taaaanto comer que en cuanto abres una latita, antes de que te des cuenta ya lo tienes comiendo de tu mano 🙂

Clarito

Clarito viene de la colonia de Pizarro que se está retirando. Al igual que su compañera en las calles, Anita, es un gato viejiño al que le está costando mucho adaptarse.

Le costó mucho empezar dejarse ver, siempre estaba escondido y llegamos a ponerle un arenero al lado de su cuevita porque dudamos que se atreviera siquiera a salir para ir a los que comparten en el jaulón.

Llegó siendo muy huidizo, miedoso e incluso bravillo si te acercabas de más. Ahora, unos meses después, sigue con miedo pero cada vez se queda más cerca y aunque no deja que lo toquemos, si ha empezado a maullarnos cuando sabe que tenemos comida rica cerca 🙂

A algunos gatos les cuesta más que a otros adaptarse a un nuevo entorno, más cuando ese entorno incluye a tantos gatos y a humanos cerca, algo a lo que casi nunca están acostumbrados.

En cualquier caso, nuestro Clarito va a su ritmo, lento pero seguro, y estamos seguros de que con el tiempo llegará al punto en el que él se sienta tranquilo y seguro.

Cánovas

Cánovas se fue hacia la zona de frente cuando se abrió el Puerto, Cánovas del Castillo y parió allí en un solar, donde nos avisaron que las recogiéramos, a ella y a sus tres crías, antes de empezar a obrar en el mismo. Una de sus pequeñas se encuentra en una casa de acogida. Cánovas y sus hijas, Barbi y Leni, siguen en el refugio esperando tener la misma suerte y encontrar un hogar donde ser felices.

Cánovas, al igual que su hija Barbi, es muy huidiza, siempre estaba escondida. Ahora, es una de las que en el nuevo refugio, se deja ver mucho más porque le encanta disfrutar del sol y el aire puro e incluso a los pocos, va permitiendo que te acerques un poco más 🙂

Cali

Cali fue recogido en 2019 en Teis. Dieron aviso en una clínica de un gato en un portal que estaba colapsando y supimos después que se trató de un envenenamiento. Nadie lo reclamó, ni dueños ni cuidadoras de colonias de la zona.

Es un gato extremadamente asustadizo, de los que necesitan mucho tiempo, una dedicación personalizada que en el refugio no podemos darle. Su miedo llega a tal punto, que esta foto, en la que se le puede ver medianamente bien, aprovechamos para hacérsela cuando sufrió una pérdida de peso importante y estuvo en una jaulita para que pudiéramos controlar si comía bien, si tenía diarrea, etc…

Cali necesitaría una adopción que entienda sus miedos y que esté dispuesta a ayudarle a superarlos con paciencia y mucho cariño.

Anita

Anita lleva con nosotros desde mayo de 2019 apróximadamente. Es una gata mayor de la colonia de Pizarro, colonia que está siendo retirada.

La adaptación de Anita está siendo especialmente complicada. La soltamos en el antiguo refugio de Coya y siempre estaba escondida, intentamos moverla a distintas zonas del jaulón y dejarle su jaulita con la puerta abierta para que ella, a su ritmo, fuera haciéndose al nuevo entorno, pero sin éxito.

Al trasladarnos al nuevo refugio, hubo que empezar de nuevo, se volvió a intentar soltarla con el resto de gatos pero ella seguía escondiéndose y dudábamos incluso que saliera a comer, así que Anita ha vuelto a su jaulita, donde se siente segura y tiene su agua y comida.

Nuestra abuelita necesita tiempo, no sabemos cuánto, para ganar confianza y acostumbrarse al nuevo sitio. En casos como el de Anita, la paciencia y el ritmo que ella nos irá marcando, son fundamentales. Nosotros esperaremos el tiempo que sea necesario para poder verla suelta, tranquila y disfrutando de una buena siesta al sol junto al resto de sus compañeros.

Arbo

Arbo es un gato viejiño de colonia, que ya en una ocasión, fue recogido por su cuidadora al verlo en mal estado.

Volvió con nosotros en agosto de 2020 y esta vez estará en el refugio ya que vuelve a tener mal aspecto y necesita que le operen la boca. Al necesitar cuidados más concretos y más manipulación, se quedará con nosotros.

Lucas

Lucas es uno de los gatos que retiramos en 2016 del Tercio de Afora. Estaban siendo envenenados e incluso recogimos alguna gata con balinazos. Sus cuidadoras nos pidieron ayuda y los acabamos retirando de allí.

Lucas es un gato mayor, de los típicos que no se deja tocar, es esquivo pero nada agresivo. Hace poco empezó con insuficiencia renal y al tratarlo se pone muy nervioso hasta el punto de atacar, pero nosotros igualmente lo queremos muchísimo 🙂

Octubre 2020. Fallecido

Tadeo

Tadeo, otro de nuestros «callejeritos» en el antiguo refugio. Cuando nos trasladamos, hubo que volver durante dos semanas porque se resistía a entrar en la jaula trampa, pero no dejamos de intentarlo hasta que lo cogimos, no podíamos dejarlo allí solo!

Es un gato miedoso, que cuando vivía a las puertas del refugio no dejaba que te acercaras pero que, sin embargo, sí venía muchas veces a recibirte cuando sabía que tocaba comida rica 🙂

Ahora ya en el nuevo refugio, está asustado y todavía no está listo para verse suelto con tantos gatos, pero hemos descubierto a un Tadeo que, aunque miedoso, es un gato muy bueniño que ya nos permite acariciarlo.

Patrick

Patrick lleva ya muchos años con nosotros. Él, Doro y Tadeo, rondaban la zona del antiguo refugio, así que cuando nos instalamos allí, les pusimos su propio refugio para cobijarse del frío y la lluvia y sus cuencos de comida y agua. Cuando nos fuimos, por supuesto se vinieron con nosotros.

Patrick siempre fue el más huidizo, no es un gato sociable, es un solitario, pero nosotros lo queremos igual y estamos encantados de verlo disfrutando del aire puro de las montañas 🙂

Elliot

Elliot fue recogido a principios de 2019 procedente de la colonia de Pizarro. Es un gatiño viejo e inmunodeficiente, que fue castrado y al poco tiempo comenzó con la típica herida en la orejita, que fue a más y resultó ser un carcinoma. Fue operado y la orejita amputada.

Nuestro abueliño es un gato muy miedoso que no se deja tocar pero que no le hace ascos a una latita rica y llega a comer de tu mano. A Elliot a su edad, ya solo le apetece estar tranquilo y echarse sus siestas al sol en el nuevo refugio.

Suli

Esta preciosa panterita es Suli, una de las gatiñas recogidas de la colonia del Xeral.

Como casi todos sus compañeros de colonia, es una gata huidiza y miedosa a la que acercarse es realmente difícil. No es agresiva ni te hace un mal gesto, pero el miedo le puede y escapa si te acercas demasiado.

Suli es uno de esos casos en los que una familia con paciencia y algo de mano para, poco a poco, y siguiendo unas pautas, ayudarla a restar ese miedo y aprender a confiar, conseguiría grandes avances.

Effi

Effi es la gatiña que en dos ocasiones se escapó de casa y se subió al mismo árbol del que era incapaz de bajar. Os dejamos los links de la historia de los dos rescates en, exactamente, el mismo árbol. Increíble. 

http://blogdeproyectogato.blogspot.com/2019/09/rescate-de-efi-la-gatina-de-teis.html

http://blogdeproyectogato.blogspot.com/2020/03/segundo-rescate-de-efi.html

Ahora Effi vive en una casa de acogida, en la que está desde el segundo rescate y recientemente se la ha dejado empezar a pasear por las cercanías de la casa pero SIEMPRE con vigilancia, con un control de salidas muy exhaustivo por sus dobles antecedentes penales! 

Es una gata muy jovencita y muy juguetona, pero si ya normalmente tenemos que tener cuidado con los gatos por el tema de ventanas/puertas y control en las salidas, imaginaos con esta traviesa! 

V

V es el hermano de Susu, y fueron recogidos a finales de 2019 siendo aún cachorros, junto a su mami Salva (ya fallecida) y Terra.

V y Susu son leucémicos, al igual que su madre, y están juntos en una casa de acogida donde tienen la suerte de tener un trato personalizado y pueden estar más controlados en caso de ponerse malitos. V de momento está muy bien, así que lo que hace es estar pendiente de su hermanita y darle muchos mimitos.

Susu

Susu fue recogida siendo aún muy pequeña junto a su hermano V, y dos adultas, Salva y Terra, a finales de 2019.

Nuestra pequeña es leucémica, al igual que la que creemos que era su madre, Salva, y que tristemente falleció el mismo día que su hija recibía su primera transfusión de sangre. Estas transfusiones han sido necesarias en varias ocasiones por una bajada muy brusca de los glóbulos rojos y siempre le han sentado muy bien. Está muy animada, activa y disfrutando de todos los cuidados y cariño posibles en su casa de acogida.

Merche

Merche es una de nuestras veteranas, de las que llevan con nosotros desde los tiempos de la Madroa, Es una de tantos que nos llegaban amontonados en jaulas trampa y nos dejaban en la puerta. Como con el resto, desconocemos su historia y procedencia.

Es una gata mayor, muy tranquila y que agradece enormemente que te pares a darle unos mimos. Nos encantaría que pudiera pasar sus últimos años con una familia, disfrutando del calor de un hogar que tanto tiempo ha estado esperando.

Garri

Garri apareció en Chapela a finales de Enero de 2020. Estaba lleno de garrapatas y tenía además una herida de mordisco en la oreja que le produjo una sepsis.

Tenía una anemia muy severa, pierde sangre y pierde proteína. Se le hizo una primera transfusión de sangre, tanto de glóbulos rojos como de plasma. Ahora está mucho más animado y cariñoso! Decir que el pobre es un gato mayor y tiene una  marca muy visible de haber llevado collar.

 

Kimba

Kimba llego a nosotros en marzo de 2020. Era un gatiño de colonia y su cuidadora nos avisó de que no tenía buen aspecto ni comía.

Tras cogerlo y revisarlo vimos que tenía un buen catarro, con mucha cargación. Estuvo con tratamiento antibiótico y protector hepático, al cabo de unos días empezó a comer solo y la idea era, cuando se recuperera, castrarlo y devolverlo a su zona donde lo echaban mucho de menos, pero sigue necesitando medicación y dio positivo en leucemia, por lo que finalmente se ha quedado con nosotros para poder tenerlo controlado.

Kimba ha sido desde el primer dia un auténtico amor, un gato muy muy bueno que se ha dejado hacer y que pide mimos en cuanto nos ve, a sabiendas de que somos incapaces de resistirnos a esa preciosa carita.

Meira

Meira fue recogida para esterilizar y su cuidadora nos pidió que no la devolviéramos porque estaba en una zona muy mala, vivía en muy malas condiciones y los vecinos maltrataban a los gatos. Fuimos a comprobarlo in situ y tuvimos claro que la gatiña no podia volver allí.

Meira es una gata muy buena, se deja coger en el colo, le gustan los mimitos y se lleva muy bien con los demás gatos. Tiene un poco de miedo, pero nada que con un poco de paciencia no deje atrás.

Gapi

Gapi fue recogida tras ser atropellada a finales de 2018 en la Carretera Provincial. Se había roto el paladar, el fémur, sufría incontinencia y además hubo que colocarle un anclaje en la mandíbula. El hierro de la mandíbula ya se retiró y la única secuela que sufre es que no tiene sensibilidad en la cola, la tiene colgada y no puede moverla pero no supone ningún problema para su vida normal 🙂

Ali

Ali llegó al refugio procedente de la zona de San Roque para ser castrada y, en un principio, ser devuelta. Su cuidador encontró a una persona que quería adoptarla y la mantuvimos con nosotros hasta entonces, pero finalmente la adopción se cayó y dado que ya había pasado bastante tiempo, decidimos no soltarla de nuevo.

Ali es una gata con carácter, que llegó siendo bastante arisca y huidiza pero que con el tiempo, ha ido suavizando. Se acerca cuando hay comida rica por medio y ya nos permite rozarla 🙂

Begoña

Nuestra Bego vivía en el asilo del Barrio do Cura, hasta que llegaron las excavadoras y hubo que retirar a todos los gatos que estaban allí.

Es una gata muy buena, pero tremendamente miedosa. Necesita una familia con paciencia dispuesta a seguir las pautas necesarias para ayudarla a confiar.

Gatos como Bego necesitan que se les dedique tiempo, tiempo con el desgraciadamente en el refugio no contamos. Aun así, cuando se encuentran en un hogar sin tener que compartir espacio con tantos gatos, cuando disfrutan de un «trato personalizado», los avances en muchas ocasiones son increíbles.

Sole

Sole procede de una colonia en Soledad Castro. Es una colonia en la que apenas tienen refugio y a medida que se iban recogiendo para esterilizar, se han quedado con nosotros los que estaban peor.

Sole es una grandullona muy tranquila, nunca ha tenido problemas con sus compañeros en el refugio pero le cuesta confiar en los humanos. Es muy huidiza y acostumbra a salir corriendo con solo mirarla.

Tenemos muchos gatos como Sole, gatos a los que nos encantaría poder achuchar pero que les cuesta dejarse querer. Algunos con el tiempo se convierten en gatos super amorosos, otros bajan la guardia y permiten que les roces o se atreven a acercarse poco a poco, algunos nos sorprenden y cuando conocen el calor de un hogar dejan salir su lado más mimoso, y otros nunca llegan a perder ese miedo al humano.

En cualquier caso, Sole, al igual que el resto, siempre será más feliz con una familia. Independientemente de su carácter, todos ellos merecen ser queridos.

Ronda

A Ronda la recogimos en el Barrio do Cura, Era una de los que vivían allí, unos dentro del asilo y otros en los alrededores. Cuando empezaron con el derrumbe del edificio, hubo que sacarlos de allí a todos.

Ronda es una gata que llegó con mucha desconfianza, siempre escondida, pero el cambio de refugio le ha venido muy bien, le encanta tumbarse al sol y está empezando a bajar la guardia e incluso a dejarse rozar.

Wallace

Wallace, otro de nuestros naranjitas del Tercio de Afora, colonia retirada para evitar que también terminaran envenenados o muertos a balinazos.

De los supervivientes a la crueldad humana, Wallace es, junto a Mofly y Lucas, de los que permanecen en el refugio y, al igual que sus compañeros de colonia, es un gatiño esquivo, tranquilo pero que no se deja tocar. Con el resto de gatos, se lleva perfectamente, nunca se mete en líos.

Green

Green es un gato jovencito que apareció en el Casco Vello. Se instaló en una casa donde no vivía nadie y las vecinas le daban de comer hasta que dieron el aviso de que iban a tapiarla y el gato iba a quedar allí encerrado.

Estaba castrado, lo difundimos y preguntamos a la gente de la zona sin éxito, asi que tuvo que entrar en el refugio.

Los primeros meses era huidizo pero muy bueniño. A día de hoy, ha bajado la guardia y ha descubierto lo mucho que le gustan los mimos 🙂

Niguer

A Niguer le gusta estar en compañía, pero no de humanos….poco a poco va sociabilizando y acercándose un poco más

Nuestra preciosa hace un tiempo tuvo una colangiohepatitis (una dolencia que involucra el hígado, la vesícula y los intestinos). Niguer estaba muy tirada, deshidratada, con coloración amarilla en la piel (ictericia). Poco a poco remontó, pero sigue estando delgadita, creemos que ya no tiene que ver con la colangio, si no con la inmunodeficiencia que esté activa y esté sufriendo un síndrome de consunción, el virus los consume como fue el caso de Compi y Cántabro. Por ahora está estable y a gusto en su acogida, atendida y controlada por si le diera alguna recaída. 

Marqués

Marqués fue encontrado en 2014 en el Paseo del Lagare, a la altura de la Zona Franca. Se notaba que era un gato casero, y pese a difundirlo con la esperanza de localizar a su familia, nadie lo reclamó.

Pocos meses después fue adoptado, pero por incapacidad de sus dueños, finalmente tuvo que volver a nosotros. En 2019 hubo que operarlo para la extracción de un pólipo y actualmente se encuentra en una casa de acogida.

Nuestro Marqués es un gato encantador que disfruta como ninguno de sus paseos y siestas al sol.

Varo

Varo fue recogido junto a su hermana Conchi a finales de 2019. Eran una camada que vivía en un camino donde sus otros tres hermanos murieron atropellados, así que los vecinos de la zona nos pidieron recogerlos. 

Los dos son bastante tímidos, pero Varo es más valiente y un saco de mimos en cuánto ve que le prestas atención.

Conchi

Conchi fue recogida junto a su hermano Varo a finales de 2019. Eran una camada que vivía en un camino donde sus otros tres hermanos murieron atropellados, así que los vecinos de la zona nos pidieron recogerlos. 

Los dos son bastante tímidos, pero Conchi es más miedosa y de momento, no se deja tocar. Eso sí…cuando repartimos comida, deja su miedo para estar atenta a ver qué le cae!

Dakota

Dakota llegó a nosotros a finales de 2019. Es una gata de colonia, a la que tras varios intentos, sus cuidadoras pudieron coger para tratar el más que evidente prolapso anal que sufría.

Es una gata extremadamente miedosa, responde con un poco de agresividad, pero es la típica gata que con mano y paciencia, con alguien que tenga mano para este tipo de caracteres puede llegar a ser una gata bueniña, ya que cuando se consigue tenerla en brazos, es manipulable.