House

House es un gato que fuimos a recoger a la zona de Gregorio Espino, y que pensamos que podía tener dueños y que hubiera sido un gato caído de una ventana, pero hasta la fecha no parece así, y más bien lo que parece es que un coche le dio un golpe y se fue a resguardar a donde lo encontramos.

Los días después de recogerlo estuvo meando sangre y cojeaba un montón al andar, además que se ladeaba a un lado. Se hicieron las pruebas necesarias para ver que tenía rota la cabeza del fémur y la cadera luxada. Ahora el pequeño House ya está operado, y en proceso de recuperación. Es un gatito de unos 5 meses, bastante miedoso, pero se va dejando hacer.

Necesita la oportunidad de confiar, nos rompería el corazón que tuviera que crecer en el refugio 🙁