Archivo de la categoría: gatas

gatas

Redondita

Nuestra preciosa Redondita y su compañera Ocelota eran las dos que seguían con nosotros de la saga roupeiriana. Ocelota falleció hace poco y Redondita es ahora la única superviviente de tan terrible caso.

Lleva ya muchos años con nosotros pero a pesar de ello, es ahora cuando empieza a bajar la guardia. Es tal el estrés en el que vivían en la calle, siempre alerta ante un posible ataque, que solo ahora que ya es viejita y se siente a gusto en el nuevo refugio, es cuando empieza a acercarse y olerte la mano (algo impensable hasta hace muy poco).

Nos haría muy felices que llegue el día en que consigamos romper esa barrera que las circunstancias le obligaron a construir y podamos darle todas las caricias que tenemos acumuladas desde que llegaron a nosotros.

Relacionados con Redondita:

Cánovas

Cánovas se fue hacia la zona de frente cuando se abrió el Puerto, Cánovas del Castillo y parió allí en un solar, donde nos avisaron que las recogiéramos, a ella y a sus tres crías, antes de empezar a obrar en el mismo. Una de sus pequeñas se encuentra en una casa de acogida. Cánovas y sus hijas, Barbi y Leni, siguen en el refugio esperando tener la misma suerte y encontrar un hogar donde ser felices.

Cánovas, al igual que su hija Barbi, es muy huidiza, siempre estaba escondida. Ahora, es una de las que en el nuevo refugio, se deja ver mucho más porque le encanta disfrutar del sol y el aire puro e incluso a los pocos, va permitiendo que te acerques un poco más 🙂

Relacionados con Cánovas:

Anita

Anita lleva con nosotros desde mayo de 2019 apróximadamente. Es una gata mayor de la colonia de Pizarro, colonia que está siendo retirada.

La adaptación de Anita está siendo especialmente complicada. La soltamos en el antiguo refugio de Coya y siempre estaba escondida, intentamos moverla a distintas zonas del jaulón y dejarle su jaulita con la puerta abierta para que ella, a su ritmo, fuera haciéndose al nuevo entorno, pero sin éxito.

Al trasladarnos al nuevo refugio, hubo que empezar de nuevo, se volvió a intentar soltarla con el resto de gatos pero ella seguía escondiéndose y dudábamos incluso que saliera a comer, así que Anita ha vuelto a su jaulita, donde se siente segura y tiene su agua y comida.

Nuestra abuelita necesita tiempo, no sabemos cuánto, para ganar confianza y acostumbrarse al nuevo sitio. En casos como el de Anita, la paciencia y el ritmo que ella nos irá marcando, son fundamentales. Nosotros esperaremos el tiempo que sea necesario para poder verla suelta, tranquila y disfrutando de una buena siesta al sol junto al resto de sus compañeros.

Relacionados con Anita:

Pani

Nuestra pequeña Pani fue recogida en la zona de la Panificadora con una herida muy fea en una oreja. Tras un tiempo intentando curarla, finalmente hubo que cortarla.

Es una gata que mientras estuvo en su jaulita, se dejaba hacer de todo y pedía mimos sin parar, pero una vez suelta, le costó bastante adaptarse al nuevo entorno. Estaba muy asustada con tantos gatos a su alrededor y siempre está escondida bajo las mantas.

Hay gatos que en periodo de cuarentena, están deseando salir, moverse, jugar, relacionarse con los demás gatos, y otros, como es el caso de Pani, que se sienten más seguras en su jaulita y necesitan mucho más tiempo.

En una casa, sin duda, se sentiría más tranquila y volvería a ser la gata buena y dulce que era cuando llegó.

Amadrinada por María José Fernández 🙂

Suli

Esta preciosa panterita es Suli, una de las gatiñas recogidas de la colonia del Xeral.

Como casi todos sus compañeros de colonia, es una gata huidiza y miedosa a la que acercarse es realmente difícil. No es agresiva ni te hace un mal gesto, pero el miedo le puede y escapa si te acercas demasiado.

Suli es uno de esos casos en los que una familia con paciencia y algo de mano para, poco a poco, y siguiendo unas pautas, ayudarla a restar ese miedo y aprender a confiar, conseguiría grandes avances.

Relacionados con Suli:

Effi

Effi es la gatiña que en dos ocasiones se escapó de casa y se subió al mismo árbol del que era incapaz de bajar. Os dejamos los links de la historia de los dos rescates en, exactamente, el mismo árbol. Increíble. 

http://blogdeproyectogato.blogspot.com/2019/09/rescate-de-efi-la-gatina-de-teis.html

http://blogdeproyectogato.blogspot.com/2020/03/segundo-rescate-de-efi.html

Ahora Effi vive en una casa de acogida, en la que está desde el segundo rescate y recientemente se la ha dejado empezar a pasear por las cercanías de la casa pero SIEMPRE con vigilancia, con un control de salidas muy exhaustivo por sus dobles antecedentes penales! 

Es una gata muy jovencita y muy juguetona, pero si ya normalmente tenemos que tener cuidado con los gatos por el tema de ventanas/puertas y control en las salidas, imaginaos con esta traviesa! 

Merche

Merche es una de nuestras veteranas, de las que llevan con nosotros desde los tiempos de la Madroa, Es una de tantos que nos llegaban amontonados en jaulas trampa y nos dejaban en la puerta. Como con el resto, desconocemos su historia y procedencia.

Es una gata mayor, muy tranquila y que agradece enormemente que te pares a darle unos mimos. Nos encantaría que pudiera pasar sus últimos años con una familia, disfrutando del calor de un hogar que tanto tiempo ha estado esperando.

Gatos relacionados:

Meira

Meira fue recogida para esterilizar y su cuidadora nos pidió que no la devolviéramos porque estaba en una zona muy mala, vivía en muy malas condiciones y los vecinos maltrataban a los gatos. Fuimos a comprobarlo in situ y tuvimos claro que la gatiña no podia volver allí.

Meira es una gata muy buena, se deja coger en el colo, le gustan los mimitos y se lleva muy bien con los demás gatos. Tiene un poco de miedo, pero nada que con un poco de paciencia no deje atrás.

Senda

Senda fue recogida durante el confinamiento en la calle Puerto Rico porque presentaba muy mal aspecto. Extremadamente delgada y con una notable falta de pelo.

Hace poco tuvimos que ir a urgencias con Senda ella ya que estaba respirando mal. En una placa se vio que tenía una hernia diafragmática. Las hernias suelen ser de nacimiento o provocadas por algún traumatismo, seguramente en la calle recibió algún golpe pero hasta que no se puso peor no se podía saber que la tenía ya que ella analíticamente estaba bien y comía perfectamente. Fue operada de urgencias y ahora evoluciona favorablemente.

Es una gata con carácter, pero pese a su cara de pocos amigos, en la calle era bastante sociable. Confiamos en que con el tiempo irá suavizando.

Amadrinada por Andrea Rodríguez 🙂

Relacionados con Senda:

Gapi

Gapi fue recogida tras ser atropellada a finales de 2018 en la Carretera Provincial. Se había roto el paladar, el fémur, sufría incontinencia y además hubo que colocarle un anclaje en la mandíbula. El hierro de la mandíbula ya se retiró y la única secuela que sufre es que no tiene sensibilidad en la cola, la tiene colgada y no puede moverla pero no supone ningún problema para su vida normal 🙂

Ali

Ali llegó al refugio procedente de la zona de San Roque para ser castrada y, en un principio, ser devuelta. Su cuidador encontró a una persona que quería adoptarla y la mantuvimos con nosotros hasta entonces, pero finalmente la adopción se cayó y dado que ya había pasado bastante tiempo, decidimos no soltarla de nuevo.

Ali es una gata con carácter, que llegó siendo bastante arisca y huidiza pero que con el tiempo, ha ido suavizando. Se acerca cuando hay comida rica por medio y ya nos permite rozarla 🙂

Begoña

Nuestra Bego vivía en el asilo del Barrio do Cura, hasta que llegaron las excavadoras y hubo que retirar a todos los gatos que estaban allí.

Es una gata muy buena, pero tremendamente miedosa. Necesita una familia con paciencia dispuesta a seguir las pautas necesarias para ayudarla a confiar.

Gatos como Bego necesitan que se les dedique tiempo, tiempo con el desgraciadamente en el refugio no contamos. Aun así, cuando se encuentran en un hogar sin tener que compartir espacio con tantos gatos, cuando disfrutan de un «trato personalizado», los avances en muchas ocasiones son increíbles.

Relacionados con Begoña:

Sole

Sole procede de una colonia en Soledad Castro. Es una colonia en la que apenas tienen refugio y a medida que se iban recogiendo para esterilizar, se han quedado con nosotros los que estaban peor.

Sole es una grandullona muy tranquila, nunca ha tenido problemas con sus compañeros en el refugio pero le cuesta confiar en los humanos. Es muy huidiza y acostumbra a salir corriendo con solo mirarla.

Tenemos muchos gatos como Sole, gatos a los que nos encantaría poder achuchar pero que les cuesta dejarse querer. Algunos con el tiempo se convierten en gatos super amorosos, otros bajan la guardia y permiten que les roces o se atreven a acercarse poco a poco, algunos nos sorprenden y cuando conocen el calor de un hogar dejan salir su lado más mimoso, y otros nunca llegan a perder ese miedo al humano.

En cualquier caso, Sole, al igual que el resto, siempre será más feliz con una familia. Independientemente de su carácter, todos ellos merecen ser queridos.

Ronda

A Ronda la recogimos en el Barrio do Cura, Era una de los que vivían allí, unos dentro del asilo y otros en los alrededores. Cuando empezaron con el derrumbe del edificio, hubo que sacarlos de allí a todos.

Ronda es una gata que llegó con mucha desconfianza, siempre escondida, pero el cambio de refugio le ha venido muy bien, le encanta tumbarse al sol y está empezando a bajar la guardia e incluso a dejarse rozar.

Relacionados con Ronda:

Niguer

A Niguer le gusta estar en compañía, pero no de humanos….poco a poco va sociabilizando y acercándose un poco más

Nuestra preciosa hace un tiempo tuvo una colangiohepatitis (una dolencia que involucra el hígado, la vesícula y los intestinos). Niguer estaba muy tirada, deshidratada, con coloración amarilla en la piel (ictericia). Poco a poco remontó, pero sigue estando delgadita, creemos que ya no tiene que ver con la colangio, si no con la inmunodeficiencia que esté activa y esté sufriendo un síndrome de consunción, el virus los consume como fue el caso de Compi y Cántabro. Por ahora está estable y a gusto en su acogida, atendida y controlada por si le diera alguna recaída. 

Conchi

Conchi fue recogida junto a su hermano Varo a finales de 2019. Eran una camada que vivía en un camino donde sus otros tres hermanos murieron atropellados, así que los vecinos de la zona nos pidieron recogerlos. 

Los dos son bastante tímidos, pero Conchi es más miedosa y de momento, no se deja tocar. Eso sí…cuando repartimos comida, deja su miedo para estar atenta a ver qué le cae!

Relacionados con Conchi:

Dakota

Dakota llegó a nosotros a finales de 2019. Es una gata de colonia, a la que tras varios intentos, sus cuidadoras pudieron coger para tratar el más que evidente prolapso anal que sufría.

Es una gata extremadamente miedosa, responde con un poco de agresividad, pero es la típica gata que con mano y paciencia, con alguien que tenga mano para este tipo de caracteres puede llegar a ser una gata bueniña, ya que cuando se consigue tenerla en brazos, es manipulable.

Nebu

Esta pequeña llegó a nosotros en junio de 2020 por un aviso de Gondomar ya que estaba arrastrando las patas traseras, y ante tal urgencia la metimos en el refugio. Puede que fuera por debilidad ya que una vez con nosotros, se movía perfectamente, comía y estaba muy espabilada. El refugio no es sitio para cachorros, están muchas horas solos y cuando estamos no podemos prestarle la atención y los mimos que necesitan por toda nuestra carga de trabajo. 

En el caso de Nebu (bautizada por la casa de acogida 🙂 ) era muy arisca en el refugio, y los últimos días ya ni quería comer mucho. Desde que está en acogida va avanzando, la manosean todo el tiempo para que se acostumbre al humano, pero con su hermano postizo Luci, no hizo falta mucho para que se lleven genial. Como decimos, poco a poco va avanzando en el trato con los humanos, ahora mismo no es precisamente un saco de mimos, pero estamos seguros de que con tiempo y paciencia lo será!

Fresa

Fresa fue recogida junto a Nata e Iris a principios de 2019, ya que iban a desahuciar a su dueña y repartió sus gatos por diferentes protectoras.

Fresa y Nata llegaron siendo muy desconfiadas y agresivas, en su casa tampoco eran sociables. En este tiempo, esa agresividad ha desaparecido y aunque Fresa sigue siendo muy huidiza, poco a poco nos va permitiendo acercarnos un poquito más.

Amadrinada por Ángeles Selgas 🙂

Relacionados con Fresa:

Tina

La entrada de Tina al refugio no fue nada fácil. Llegó muy nerviosa y en ocasiones, incluso agresiva. Estaba en un estado casi permanente de irritabilidad y su estado se complicó aún más porque no quería comer y teníamos que darle nosotros.

Por suerte, con el tiempo fue relajando poco a poco hasta ser la gata que es ahora, una Tina super mimosa y cariñosa que además se lleva de maravilla con sus compañeros!

Amadrinada por Eduardo Marzoa 🙂

Freya

Freya fue recogida en verano de 2019 de una colonia de Hío. La encontraron muy delgada, con las pupilas diferentes y con diarrea. Dio positivo en leucemia. Entró en el refugio porque no tenían donde tenerla.

Es una gata muy buena y que se deja hacer. Escapa un poquito cuando sabe que toca medicación, pero bueno, eso es algo totalmente comprensible 🙂 En una casa sería sin duda una gata muy feliz.

Amadrinada por Pablo Dapena 🙂

Amadrinada por Eduardo Marzoa 🙂

La Pelos

La Pelos llegó a nosotros en 2015, procedente de una colonia que estaban envenenando. Cuando llegó, la testamos y dio positivo en leucemia. En 2017 comenzó a perder peso, se le hicieron varias pruebas y además se retestó porque nos parecía increíble que un gato con leucemia viviese tantos años y, para nuestra sorpresa, dio negativo. Nuestra preciosa había superado la enfermedad y quedaba inmunizada! Es un caso muy raro, muy pocas veces ocurre, pero ocurrió 🙂

Es una gata muy miedosa y desconfiada que responde de una manera un poco agresiva, aunque ya se deja tocar algo y está bastante más tranquila. Los procesos de socialización con este tipo de carácter puede durar bastante tiempo, lo ideal sería disponer de un lugar adecuado para reubicar a estos animales. Serían mucho más felices.

Amadrinada por Ángeles Selgas 🙂

Romina

Romina, rescatada junto a otros 26 gatos a principios de 2017 que malvivían en una casa semiderruída en Cabral, Vigo, y en condiciones totalmente insalubres.

Es una gata super dulce y mimosa, le encanta la compañía y, aunque pequeña de tamaño, tiene el carácter suficiente para no dejarse amilanar por los demás 🙂

Amadrinada por Alejandro Duro 🙂

Relacionados con Romina:

Pumuki

Pumuki es uno de los 27 gatos rescatados a principios de 2017 que malvivían en una casa semiderruída en Cabral, Vigo, y en condiciones totalmente insalubres.

Pumuki es un cacho de pan, una buenaza que siempre está pendiente de ti para pedirte un cariño y que se lleva de maravilla con sus compañeros.

Relacionados con Pumuki:

Cristina

Cristina llegó a finales de 2018 con Grumpy (en acogida), Soler y Fernando de un rescate en el callejón de Soler. Nos dieron aviso de que estaban en una casa abandonada y en muy malas condiciones.

Es una abuelita muy dulce y tranquila, nunca se mete en jaleos y su lugar favorito siempre será el que más cerca esté de la estufita. Nos encantaría que pudiera llegar a conocer lo que es el calor de un hogar.

Relacionados con Cristina:

Sonia

Sonia fue vista en Travesía de Vigo, por las casas de Fenosa, embarazadísima y sin que nadie supiera de dónde había salido. No pertenecía a ninguna colonia de la zona y aunque se pusieron carteles y se difundió su foto, tampoco nadie la reclamó como suya.

Sonia es una gata muy buena, cariñosa y extremadamente mimosa. Le encanta la compañía de las personas, reclama mimos y atención cuando nos tiene cerca y agradece cada caricia con un ronroneo constante. No se lleva mal con sus compañeros felinos pero tampoco los busca, no es una gata que necesite de otros gatos. Lo único que curiosamente necesita, es el amor de los humanos.

Amadrinada por Marta Da Silva 🙂

Rola

Rola es la madre de Ría y Frodo, recogidos todos ellos en 2018 en un taller donde entraban y nos llamaron porque no los querían allí.

Es una gata muy miedosa pero poco a poco, parece que quiera ir acercándose. No es brava ni agresiva, es de las que se esconden y, una vez en su cuevita, se deja tocar ligeramente. Nosotros intentamos ayudarla a confiar, pero el proceso en el refugio siempre es más lento porque por desgracia, no podemos dedicarle a gatos como ella, todo el tiempo y dedicación que necesitan para perder ese miedo.

Relacionados con Rola:

Leni

Leni llegó al refugio de pequeña con su hermana Barbi y su madre Cánovas. Su otra hermana tiene la suerte de estar en una casa de acogida.

Su madre era de la zona del puerto, pero se desplazó cuando fue abierto a Cánovas del Castillo, donde parió y estuvieron hasta que las recogimos.

Leni es algo miedosa, pero la más sociable (sin contar a la que está de acogida). Ya cuando estuvo en jaulita con su hermana Barbi, se dejaba manipular mucho más.

Ahora se la puede ver jugar y deja que la rocemos, y aunque aún le queda para ser una mimosa, estamos seguros de que caerá y será un amorcito.

Amadrinada por Carmen Cabaleiro 🙂

Relacionados con Leni:

Choco

Choco, su madre Petra y sus dos hermanos, Leonor y Dingo, fueron recogidos de unos soportales en Coia donde no tenían cobijo alguno a causa de unas obras, en el año 2016. Estaban todo el día a la intemperie, los vecinos no los querían allí, acercaban a sus perros para asustarlos y se subian a los árboles para escapar.

Choco es una gata que, como en otros muchos casos, cuando llegó se mostraba muy agresiva y ahora ya se deja tocar y le gustan los mimos.

Pasa muchas veces que llegan siendo muy bravos porque están asustados viéndose de un día para otro en un sitio nuevo, un entorno desconocido para ellos, pero con tiempo, paciencia y confianza, bajan el nivel de agresividad. A veces se convierten en gatos amorosos y achuchables, otras solo llegan a permitir que les roces, pero su tolerancia a las personas siempre mejora.

Relacionados con Choco:

Lorry

Lorry, de la colonia que vivía en una nave del Puerto que abrieron al público y tuvimos que recoger cuando empezaron con las obras.

Son todos ellos gatos esquivos y huidizos pero también en la mayoría de los casos, son gatos que tienen madera de cambiar, y Lorry sea posiblemente el caso que más claro vemos. Es una gata tranquila y buena pero que no se acaba de fiar de las personas.

Son muchas las veces que gatos que siempre se han mostrado esquivos, al conocer el calor de un hogar cambian y se convierten en gatos cariñosos y mimosos.

Relacionados con Lorry:

Loki

A Loki la envenenaron en 2013 en la zona de la antigua estación de Renfe, en las obras del AVE. La recogieron moribunda y convulsionando pero por suerte, se salvó.
 
Loki es una gatiña tremendamente desconfiada y nerviosa, sin embargo, no quita ojo de todo lo que pasa en el refugio, eso sí….a distancia. Poco a poco se va soltando, pero necesita una familia con mucha paciencia.

Relacionados con Loki: