Logan

Logan fue recogido en Mañufe tras el aviso de una persona que notó que el gato no caminaba con normalidad. Efectivamente, su cadera no estaba bien.

Llegó con bastante catarro y no nos dio confianza hacerle pasar por una operación hasta estar recuperado. Entre unas cosas y otras, tardó en estar en plena forma pero así de precioso está ahora.

Nuestro Logan es un buenazo y muy mimosón, a la mínima se te pone panza arriba para que puedas acariciarlo cómodamente 🙂