Vaduf

Vaduf fue recogido en Chapela gracias al aviso que recibimos. Estaba en un pésimo estado, tambaleándose, muy delgado y babeando. Tuvo que estar ingresado varios días por un fallo renal.

Llegó muy asustado y, aunque tiene bastante mal genio, creemos que puede ser un gato perdido porque estaba ya esterilizado y sin marca alguna en la oreja.

Tras todo el tiempo que ha llevado su total recuperación, ya está en una de las salas pasando su proceso de adaptación.

Esperamos que una vez suelto se relaje y empiece a dejarse querer un poquito más.