La Pelos

La Pelos llegó a nosotros en 2015, procedente de una colonia que estaban envenenando. Cuando llegó, la testamos y dio positivo en leucemia. En 2017 comenzó a perder peso, se le hicieron varias pruebas y además se retestó porque nos parecía increíble que un gato con leucemia viviese tantos años y, para nuestra sorpresa, dio negativo. Nuestra preciosa había superado la enfermedad y quedaba inmunizada! Es un caso muy raro, muy pocas veces ocurre, pero ocurrió 🙂

Es una gata muy miedosa y desconfiada que responde de una manera un poco agresiva, aunque ya se deja tocar algo y está bastante más tranquila. Los procesos de socialización con este tipo de carácter puede durar bastante tiempo, lo ideal sería disponer de un lugar adecuado para reubicar a estos animales. Serían mucho más felices.