Tania

Tania es el nombre de la chica que nos dio el aviso en 2018 y es el nombre con el que bautizamos a nuestra pequeña. Vivía en una casa con finca y perro, y era una casa en la que los animales estaban siempre solos, salvo quizás un par de días a la semana que los dueños se pasaban por allí. La casa estaba a pie de carretera y la gata cruzaba continuamente, hasta que un día esta chica nos dijo que la habían atropellado. Apareció con unas heridas en las patas traseras que parecían de quemaduras o fricción. A día de hoy sigue con esas heridas, y tras una biopsia, ahora sabemos que lo que tiene es un problema alérgico de piel.

Es una gatiña muy dulce, buena y mimosa, un auténtico amor que no lo está pasando nada bien en el refugio. Nuestra Taniña necesita encontrara por fin la familia que tanto necesita.