Morgana

A la preciosa Morgana la vimos en el monte cerca del refugio varias noches seguidas.Estaba muy delgadiña y claramente con carcinoma en las orejas, además de que parecía desorientada. Tras varios días de verla en la misma zona, conseguimos cogerla. Se agazapó entre unas ramas y al acercarnos con comida se dejó hacer de todo y salió a recibir mimos. Al recogerla nos dimos cuenta de que tenías las pupilas excesivamente dilatadas, y al pasear o subirse a superficies se nota que no controla, así que es muy probable que esté casi ciega (ya que al menos sabemos que veía las luces de los coches). 

Resulta que es una gata amorosisima, que pide mimos continuamente y amasa en cualquier cosa, hasta en el aire!

Amadrinada por Tania Almon 🙂