Conguito

Conguito llegó al refugio con su compañera Perla. Fueron recogidos en Tui porque no tenían donde meterse, siempre estaban debajo de los coches, sin cobijo alguno y empezaron a enfermar.

Un gato tremendamente dulce, bueno y misoso, que sería la mejor de las compañías en un hogar.

Nuestro precioso falleció a finales de diciembre. Una insuficiencia renal se lo llevó 🙁