Nemo

Este grandullón lleva con nosotras desde 2019 siendo aún muy jovencito. Terminó en el refugio de la mano de la que era su familia. Se cansaron pronto de él.

Nemo es un gato muy bueno y sociable con las personas que además tiene la suerte de ser el protegido del «malote» del refugio, nuestro Doni, otro gato al que también abandonaron y que quizás, por haber llegado Nemo tan peque, decidió «adoptarlo» y ahora no se separan.