Gus

Gus y su hermano Chulito forman parte del grupo de gatos que hemos ido sacando del Puerto, de la zona que se ha abierto al público y que les ha dejado sin cobijo posible.

En el refugio es un gato esquivo, pero creemos que en un hogar, con paciencia y cariño, esa desconfianza iría desapareciendo.