Johnny

Johnny y su hermando Freddy (ya fallecido), llegaron en 2018 procedentes de la colonia Pino. Estaban en las peores condiciones: esqueléticos, con diarrea, las bocas con infección,  gatos mayores y con inmunodeficiencia.

Johnny era un gato muy bravo, muy difícil de tratar, arisco, que no quería ningún trato con los humanos. Tras operarlo, comenzó a cambiar poco a poco y se ha convertido en un acosador que casi no deja trabajar a los voluntarios.

Apadrinado por Lara Pais 🙂