Fernando

Fernando llegó a finales de 2018 con Grumpy (en acogida), Soler y Cristina de un rescate en el callejón de Soler. Nos dieron aviso de que estaban en una casa abandonada y en muy malas condiciones.

Es un gato ya mayor, muy bueniño, paciente y tranquilo al que le encantan los mimos. Sabemos que para él no supondría ningún problema adaptarse al cambio que sería vivir rodeado de una familia que lo quiera, dormir calentito en su camita y demás comodidades de vivir en un hogar 🙂