Cristina

Cristina llegó a finales de 2018 con Grumpy (en acogida), Soler y Fernando de un rescate en el callejón de Soler. Nos dieron aviso de que estaban en una casa abandonada y en muy malas condiciones.

Es una abuelita muy dulce y tranquila, nunca se mete en jaleos y su lugar favorito siempre será el que más cerca esté de la estufita. Nos encantaría que pudiera llegar a conocer lo que es el calor de un hogar.