Trapa

Trapa, procedente de la colonia de Pizarro, lleva con nosotros desde 2018.

Es una gatiña muy tranquila que en el antiguo refugio era de las fijas buscando el rayito de sol en la ventana y que ahora es, sin duda, una de las que más disfrutan del acceso al exterior.

Con sus compañeros felinos convive perfectamente, con los humanos es miedosa pero muy buena, nunca le hemos visto un mal gesto. Necesita ese tiempo para aprender a confiar que por desgracia, en el refugio siempre se alarga.