Redondita

Nuestra preciosa Redondita es, junto a Ocelota, una de las supervivientes de la saga roupeiriana.

Lleva ya muchos años con nosotros pero a pesar de ello, es ahora cuando empieza a bajar la guardia. Es tal el estrés en el que vivían en la calle, siempre alerta ante un posible ataque, que solo ahora que ya es viejita y se siente a gusto en el nuevo refugio, es cuando empieza a acercarse y olerte la mano (algo impensable hasta hace muy poco).

Nos haría muy felices que llegue el día en que consigamos romper esa barrera que las circunstancias le obligaron a construir y podamos darle todas las caricias que tenemos acumuladas desde que llegaron a nosotros.