Piti

Piti procede de una camada de tres gatitas rescatadas en O Castro a principios de 2016. Venían todas muy malitas, acatarradas y en muy mal estado, de hecho la más menudita no logró salir adelante. Las otras dos, Piti y Stefy, sí lo consiguieron.

Hay hermanos que a medida que se hacen mayores, van perdiendo el vínculo y terminan yendo cada uno a su aire. Piti y Stefy son de las que permanecen juntas.

Piti no es una gata que se acerque a la gente, pero sí es menos huidiza que su hermana. Es una gatiña tímida que, en momentos puntuales que se ha visto sin su hermana, ha dejado salir su lado mimosón y ha pedido mimos como la que más 🙂