Gaia

Enero 2020

Gaia fue atendida tras una llamada de Nigrán, tenía las orejas en muy mal estado, sobre toda la izquierda, se le han extirpado ambas orejas. Los resultados de la biopsia confirmaron que ni los tejidos de la cabeza márgenes con las orejas ni los ganglios linfáticos estaban afectados. Esta preciosa requirió muchos cuidados, fue un postoperatorio duro pero es tan buena que nos facilitó mucho el trabajo de las curas y tratamiento, se dejaba hacer de todo.

Gaia ha sido desde el primer momento una gata muy amorosa, buena y paciente.