Lito

Este precioso viene de una colonia de Candeán. La persona que los alimentaba falleció y se fueron a buscar la vida por casas cercanas, algunos de ellos han sido castrados y devueltos a zonas cercanas a su colonia, donde otros cuidadores se encargarán de alimentarlos. Otros, como es el caso de Lito, se han quedado con nosotros porque no estaban en buen estado. Lito, en concreto, es un viejito que vino muy flaco, con diarrea y diferentes problemas a causa de su edad.

Se deja coger y disfruta enormemente de los mimos!

Apadrinado por Noelia Cuntin 🙂

Apadrinado por Judit Pesado 🙂