Vapi

Vapi junto con otros gatos vivían y rondaban en una empresa en Vigo, donde ni eran bienvenidos ni tenían donde meterse, por lo que acabaron en el refugio. Es muy nerviosa, huidiza, en anteriores ocasiones que se intentó que estuviera suelta, trepaba por las paredes, intentaba huir de manera extremadamente nerviosa. Hay gatos que necesitan meses para poder adaptarse a estar sueltos por el refugio, acostumbrarse a ese entorno y a estar rodeado de tantos gatos, es algo traumático para ellos.