Lorry

Lorry, de la colonia que vivía en una nave del Puerto que abrieron al público y tuvimos que recoger cuando empezaron con las obras.

Son todos ellos gatos esquivos y huidizos pero también en la mayoría de los casos, son gatos que tienen madera de cambiar, y Lorry sea posiblemente el caso que más claro vemos. Es una gata tranquila y buena pero que no se acaba de fiar de las personas.

Son muchas las veces que gatos que siempre se han mostrado esquivos, al conocer el calor de un hogar cambian y se convierten en gatos cariñosos y mimosos.