Archivo de la categoría: en acogida

en acogida

Deena

Deena es una gatita particular de la que sus dueños se desentendieron por una supuesta agresión a la hija, que luego resultó ser por un embarazo de uno de los miembros de la familia.

La dejaron en un veterinario donde, obviamente, no la podían tener.Al principio, y con el cambio, que le sentó muy mal, respondía de forma muy agresiva, pero con el tiempo y el trabajo de su casa de acogida, fue relajando y hasta besitos da!

En una casa ella sola o con un compañero de juegos, seguro que sería increíblemente feliz, sólo necesita un poco de tiempo.

Uma

Freydis, ahora Uma, renombrada por su acogida, fue recogida y llevada a urgencias por las personas que la encontraron a principios de noviembre de 2020. Había sido atropellada en Baiona. 

La pobre estaba postrada, aunque con los días fue recuperando bastante. Movía las patas delanteras y podía apoyarse sobre ellas, incluso era capaz de arrastrarse por la jaula, pero no podía ponerse sobre las patas traseras, aunque sí tiene sensibilidad en ellas. Al principio tampoco tenía visión, pero también le recuperó con los días.

Es una gatiña muy buena, se deja hacer de todo y ha tenido la suerte de encontrar a alguien que le dé cariño y la ayude en su recuperación.

En una semana en acogida ya consiguió mucho avance. Todos los días durante media hora hace ejercicios con ella con la ayuda de esta sillita, y ya es capaz de comer sola y empieza a tener postura y erguirse.

Esperamos que siga mejorando día a dia. Ánimo Uma!

Si quieres adoptarla, por favor, escríbenos al correo adoptaproyectogato@gmail.com

Amadrinada por Beatriz González 🙂

Tropi

Tropi fue atropellado en marzo de 2019. Las personas que lo encontraron nos avisaron y lo llevaron a un veterinario de urgencias donde lograron estabilizarlo. Tenía un ojo fuera del sitio y la mandíbula rota.

Tropi estuvo hospitalizado unos días, estaba atento y espabilado, pero no se levantaba ni comía. Estuvo con alimentación por sonda y se arrastraba al arenero.

Al salir del veterinario fue a una casa de acogida, donde empezó a comer y poco a poco a erguirse, andar y saltar normalmente. Aunque le costó, fue levantando hasta recuperarse del todo y ahora vive felizmente con los que fueron su acogida. Es un gato super sociable con la gente y con los demás gatos, como veis tiene un compañero del que no se separa. 

A pesar de tener la edad, Tropi ni siquiera estaba esterilizado, pero aun así los días siguientes al accidente, se fue por la zona a preguntar si tenía dueño o lo conocían, hubo una persona que dijo ser su dueño, pero que no lo quería devuelta ya que «tenía más gatos».